GASTRONOMÍA Santa Pola | Platos típicos


Consultar disponibilidad

Ref : gastronomia

La gastronomía de Santa Pola se basa en el pescado y el arroz. Sus platos más tradicionales son el arroz a banda y el arroz negro, y su plato típico es el caldero. ¿Te los vas a perder?

Santa Pola tiene una gastronomía variada, basada en productos del mar, pues al ser un pueblo pesquero se beneficia de los productos que extrae de él como son los pescados, como la dorada, la lubina la lechola…; y los mariscos, destacando la quisquilla, las cigalas y la gambar roja. Por otro lado está el arroz, producto típico en todo levante, donde Santa Pola destaca por el arroz a banda y el arroz negro, aunque también se realizan paellas de maricos, de arroz y costra y el “arros i gatet” (arroz y musola, que es una clase de tiburón).
Y por último, pero no por ello menos importante, encontramos el plato típico de Santa Pola que es el caldero, que es un guiso realizado a base de pescados y verduras.

Luego hay otros platos también muy conocidos como la caldereta de langosta, el gazpacho de mero, el blanquillo de rape, el guisado de sepia, el bollitori y otros guisos. Como sazonados nos encontraremos, como no, con el aceite de oliva, además del azafrán, ñoras, clavo y lógicamente la sal.

Y no podemos olvidar el tapeo, hay rincones en el pueblo de Santa Pola donde puedes quedar más que satisfecho comiendo a base de diferentes aperitivos, donde los más típicos serían los salazones de pescado como la hueva, mojama, bacalao y bonito, las empanadas de mero y la coca de sardinas; también encontrarás los más habituales de casi cualquier lugar, como son la sepia o el calamar, alguna carne ya sea de pollo u otra variedad, o las tan conocidas croquetas y patatas bravas, que por supuesto no pueden faltar, y un larguísimo etc.

Por supuesto, Santa Pola también tiene variedad gastronómica para los más golosos, encontrando desde variadas pastas artesanas, a hojaldres de cabello de ángel, coca boba, rollitos y toda clase de helados… uno postre típico que no puedes dejar de comer es el mantecado helado, elaborado artesanalmente. Mientras recorres el paseo marítimo puedes aprovechar para tomarte una granizado, o sentarte en alguna de sus terrazas y disfrutar de su “blanco y negro”, que está elaborado con café, granizado y mantecado helado ¡Qué rico!

Como ves, tienes platos muy variados para degustar durante tu estancia en Santa Pola, con precios igualmente de variados, pues puedes comer desde algo menos de 20.-€ en adelante, los cuales satisfacen todos los gustos y edades. ¿Qué más se puede pedir?

Otros sitios y alternativas Costasur

Otras páginas en este destino
Servicios disponibles en este destino